Bio

Con siete años me regalaron una cámara fotográfica, muchas de esas imagenes se han perdido, ya que mi sistema de archivo en esa epoca dejaba bastante que desear, pero recuerdo como me gustaba llevar la cámara cuando salía con mis padres, ya fuera de paseo o a alguna celebracion familiar.
Pasó el tiempo y despues del duro trabajo de un verano tuve mi primera reflex, eso me hizo ver las cosas de otra manera. A partir de ese momento, años de Tri-X y de imaginar que saldria al revelar el negativo, a veces era lo esperado, a veces era una agradable sorpresa, y otras muchas era un “pero que ha pasado aqui!!!” y ala a seguir haciendo pruebas para evitar estas sorpresas.Y luego un  dia aparecieron las camara digitales, al principio no servian para mucho, pero cambiaron y lo cambiaron todo.
La magia de ver aparecer la imagen, en el papel fotografico en el laboratorio, se ha transformado en la magia de ver la imagen nada mas tomarse y de como luego mas tarde, en el laboratorio de nuestra casa, podemos convertir la imagen que hemos capturado en la imagen que hemos soñado, la imagen que tenemos en nuestra imaginacion.
Las cámaras ya no son para toda la vida, pero cada vez me permiten expresar mejor mis sueños, mis emociones y mis deseos de plasmar en imagenes todo lo que me rodea.

Sergio Royo